7 de noviembre de 2006

La luna es una cruel amante, de Robert A. Heinlein

El_situacionista, en su anterior entrada, hacía una invitación para adentrarnos en el mundo de la utopía-distopía con la obra de Evgeni Zamiatin, Nosotros. En este caso, trataré de presentarles una obra de Ciencia Ficción, género que no dista mucho de aquél ya que en sus múltiples manifestaciones presenta modelos de sociedad perfectamente organizados que por medio de determinados factores desembocan en tendencias autodestructivas o disfuncionalidades para dichas organizaciones sociales.

The moon is a harsh mistress (La luna es una cruel amante en su edición en castellano) es uno de esos apasionantes libros que le enganchan a uno desde un principio y que no puedes dejar de leer hasta el final. En él, se mezclan elementos clásicos del género utópico-distópico y de la ciencia ficción. El autor, Robert A. Heinlein, considerado como uno de los 3 grandes de la edad de oro de la Ciencia Ficción (junto con Isaac Asimov y Arthur C. Clarke), nos presenta la lucha de los habitantes de Luna por alcanzar su independencia de la Tierra. Una lucha protagonizada por un técnico informático lunar y Mycroft (alias Mike), una suerte de super-ordenador que toma conciencia de sí mismo a través del humor y que será pieza fundamental para que la secesión lunar llegue a buen puerto. Por supuesto, cuentan con la colaboración de una joven atractiva, llamada Wyoming Knott (sutil juego de palabras que realiza Heinlein al referirse a su diminutivo cariñoso Wye Knott, fonéticamente idéntica a la expresión Why not?, que como ustedes bien saben quiere decir: ¿por qué no?, dando a entender la natural predisposición de la joven a determinadas actividades castas y no tan castas) y de un anciano y sabio profesor, Bernardo de la Paz, quienes completarán la conspiración liderada por un ficticio Adam Selene y que dará fin al gobierno represivo de Luna y su inicio como Estado independiente.

Se trata, ante todo, de un manual revolucionario en toda regla, ideal y recomendable para todas aquellas naciones sin Estado que sueñen con su independencia. También es una apología del liberalismo más extremo pues la base del conflicto radica en la desigualdad comercial entre la Tierra y su colonia Luna, sometida a un ferreo intervencionismo de la autoridad lunar y a las barreras arancelarias de la Tierra que disminuían de manera considerable los márgenes de beneficio de los productores selenitas. El lector más avezado advertirá que Heinlein reconstruye el esquema de la guerra de independencia estadounidense, cuyo origen tiene que ver más con conflictos de tipo económico que con el pretendido ideal de libertad. En esta novela se hacen patentes las propias ideas políticas de Heinlein, no tanto fascistas como evidentemente liberales y conservadoras, sumamente influidas por el darwinismo social y el individualismo.

Heinlein también describe una curiosa forma de organización familiar: la de los matrimonios lineares (clan marryaging), adoptado por la población lunar, formada en su origen por población reclusa y con una ausencia destacable de mujeres. Se trata de una especie de matrimonios conformados por un número indeterminado de sujetos que establecen vínculos sentimentales y de cooperación entre ellos. En la edición que tuve en mi poder (la de Acervo de 1975), se omiten determinados detalles sobre la vida "marital" de este tipo de unión, detalles que son explicados en la edición original y en las ediciones traducidas al castellano posteriores.

En definitiva, se trata éste, de un libro que hará las delicias de aquellos a los que les apasionan las ciencias sociales, las tramas de corte político y la Ciencia ficción. Si no pertenece a este grupo lo mejor es que pase del libro y ocupe su tiempo en otros menesteres (¿quizás leer otro libro?). Hace algún tiempo se comentaba que el productor de la serie Angel, Tim Minear iba a realizar una adaptación de esta novela premiada con el premio HUGO (prestigioso premio literario del género de la Ciencia Ficción) para llevarla al cine. No tengo más noticias sobre el asunto, y esperemos que de ser así, no cometan la misma barrabasada que hicieron con otra de las novelas de Heinlein, Starship troopers, o similares adaptaciones del género. También decir que el elevado precio de los libros en este santo país [guiño, guiño - editoriales, distribuidoras, Teddy Bautista - guiño, guiño] , hace que pequeñas joyas como ésta sean inalcanzables para algunos bolsillos. No obstante y desde aquí se recomienda el uso de las bibliotecas públicas o el préstamo desinteresado de almas caritativas. En cualquier caso y sin importar el medio utilizado para hacerse con esta novela, desde aquí deseamos que ustedes la disfruten.

3 comentarios:

  1. Vaya, vaya, vaya..., otro libro que me apunto al saco. Realmente pinta muy bien, y puesto que me fío de quien recomienda..., con él me pongo también.

    Ya informaré sobre los resultados.

    Mil miradas ;-)

    ResponderEliminar
  2. Apuntado en la lista de los Reyes Majos. Qué pilón de libros tengo que leer, madre mía.

    Y por cierto, habrá que darse prisa con sacarlo de la biblioteca no vayan a poner al final el canon aquél al préstamo.

    Siempre nos quedará el p2p con sus pdf.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tendré que apuntarlo. La ciencia-ficción no es mi género favorito, pero reconozco que con frecuencia es muy´idónea para la denuncia social. Besos harry.

    ResponderEliminar